CONSULTAS INDIVIDUALES CON NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES

Los niños/as y adolescentes que acuden a consulta tienen un espacio individual para expresar lo que sienten. Las sesiones son un lugar para hablar de lo que va bien y también de las cosas difíciles que hay en sus vidas. Ellos/as son los/las protagonistas de la terapia y se plantean sus propios objetivos. En las consultas se proponen nuevas formas de resolver los retos que se les presentan ¡y celebramos cada pequeño avance!

Me gusta que vean la consulta como un lugar seguro y que se sientan libres para expresar cualquier emoción o pensamiento. En las sesiones aprenden a entender lo que sienten y a poder comunicarlo. Juntos buscamos nuevos “trucos” para afrontar situaciones que les han resultado complicadas hasta ese momento. Estas situaciones difíciles se plantean como una oportunidad de aprendizaje personal.

Cada niño/a y adolescente tiene su forma preferida de comunicarse: el juego, el dibujo, las fotografías, los cuentos, la escritura, la música…

La niña jugando

Estrategias terapéuticas

CONSULTAS CON LOS PADRES

Los padres que acuden a consulta muchas veces se sienten confusos, buscan orientación para entender el comportamiento de sus hijos/as y saber cómo ayudarles en momentos difíciles.

Algo central en mi enfoque terapéutico, es que hay consultas a las que acuden sólo los padres, somos co-terapeutas en la búsqueda de soluciones del problema de su hijo/a. En consulta intervengo en determinadas áreas, ellos en casa en otras y en las sesiones de padres hablamos de cómo trabajar en equipo para ayudar a su hijo/a a resolver el problema por el que viene.

A veces, es necesario cambiar la forma de comunicarse y de interpretar la conducta de sus hijos/as. No se trata de un cambio fácil y sencillo, porque supone remover muchos sentimientos, a veces nunca explicitados, y estar dispuestos a buscar nuevas formas de actuar y de relacionarse en familia.

Es importante que la familia sea un entorno de bienestar, confianza y comunicación en donde las emociones se expresen, se acepten y se aprendan a gestionar. Esto facilita que los/as niños/as crezcan seguros y felices y que los padres se sientan seguros en la crianza y con la relación que establecen con sus hijos/as.

Padres con niño